El fallecimiento de un ser querido siempre será una experiencia traumática para los familiares, principalmente para los más cercanos, como son hijos, padres, madres, parejas.

A pesar de que la muerte es algo natural, las personas siempre seguirán sufriendo un evento de esta índole, por esa razón compartimos algunos consejos de cómo superar su duelo, según información del sitio español efuneraria.com.

Tiempo para aceptar el dolor:

Este tipo de sentimiento debe vivirse sin culpas, porque habrá negación, para amortiguar el sufrimiento; ira, donde habrá rabia e incluso se buscará un culpable de la muerte del ser querido; depresión, reflejada en una tristeza profunda; hasta llegar a la aceptación, donde se aprende a vivir con el dolor.

Busque el apoyo de amigos, familiares:

Sufrir la muerte de un ser querido debe vivirse acompañado, no cerrarse en sí mismo, porque puede ser perjudicial para su salud emocional.  Le recomendamos que esté junto a amigos, pareja o familiares, esto lo ayudará a ir saliendo de esta pérdida.

Recuerde los buenos momentos:

Deje atrás las malas experiencias, concéntrese en recordar a ese ser querido en los mejores momentos que vivió junto a él o a ella.  Eso puede desasociar la imagen del fallecido durante sus últimos días.

Cuídese a sí mismo:

Aunque a muchos les suena cruel, la frase “la vida sigue” es una realidad absoluta, porque tras la muerte de su ser querido, usted se queda aquí, en este momento, por lo tanto, no se descuide, coma y duerma bien.

Si tiene un pasatiempo, no lo deje, esto ayudará mucho a que no caiga con el tiempo en depresiones que le podrían costar mucho en su vida.

Acuda a un profesional:

En caso de que no funcione ninguno de los consejos anteriores, debe buscar ayuda de un profesional, para continuar con su vida, sin sufrimiento, porque recuerde, que esa persona que ya se fue, está descansando en paz.